QUE NO PARE LA MÚSICA

04.11.2014 00:00

Esta mañana toque de corneta a las 5:00 am. Llueve a cántaros. Dudas. Más dudas. Salgo...no salgo. En Canadá tendré que apechugar haga el tiempo que haga, así que me pongo un chubasquero y a darle a la rueda. Los primeros segundos bajo la lluvia siempre son los peores. Luego, una vez empapado hasta los calzoncillos ya poco importa. Ventajas: la rueda desliza mejor...inconvenientes: la rueda se llena de agua y pesa más. Además no puedo esquivar los charcos profundos con la puñetera rueda, así que os podeis imaginar cómo han acabado las zapatillas. Menos mal que al poco de salir me he encontrado con mi amigo Pepe Mayans, que no perdona ni con lluvia, y el recorrido ha sido bastante ameno con la conversación. Han salido un poco más de 12 km. Si miraba hacia atrás, la estela que dejaba la rueda cuando recorría calles llenas de agua me daba la sensación de ir en un barco . En fin, sin incidencias destacables, quitando un señor que ha parado con el coche para preguntarme qué coño hacía. 

 

Contacto

CONQUISTAR LO INÚTIL kiketrull@gmail.com