ON THE ROAD AGAIN...AGAIN

02.09.2015 00:00

Pues ya estamos de vuelta una vez finalizadas las vacaciones, que este año han sido un poco más cortas porque me he tenido que guardar días para poder ir a hacer la YAU en febrero sin que me formen consejo de guerra por abandono de puesto. ¡Ya sólo quedan 5 meses!, y empiezo a estar un poco nervioso ya que aún me quedan muchos asuntos que resolver en cuanto al equipo se refiere. Del entrenamiento mejor ni hablamos. Aunque se me está empezando a poner cara de mula (o de burro, según se mire) de tanto arrastrar, la parte de volumen (para los neófitos en el tema: dícese de pegarse palizas por un extenso periodo de tiempo hasta no acordarte de cómo te llamas) la tengo más abandonada debido a que el "caloret" de la canícula me toca la chola cosssa finnna. ¡Vaya desastre de verano!. Me he convertido en un experto imitador del lagarto Juancho "tirao a la bartola"...menuda tocaeta de gónadas masculinas me he marcado este mes. Ahora toca ponerse el mono de trabajo, superar el mono de cerveza a "tuti plen", y empezar a darse cañita peluda de aquí a enero, que la empresa lo requiere. Así que ya puedo ir moviendo los pies.

Por cierto, hablando de "pieses", he cambiado el calzado que utilizaré en la YAU. Según decía Perico (ese soy yo, por si no lo habéis notado) en una entrada de hace meses llamada "Vestirse por los pies" (Qué chispa tengo poniendo títulos rediosss), en la que además de exhibir unas hermosas fotos de congelaciones y heridas de pies (os invito a rememorar esas bellas imágenes retrocediendo en este blog hasta la página 4),os enseñaba el calzado que pretendía utilizar en la YAU, useasé este...

Pues donde dije digo...digo Pancracio. Ahora voy a usar estas, que son más cómodas aún...

Sí ya lo sé, son zapatillas, pero basaré el aislamiento contra el frío en los calcetines e iré bastante más cómodo a la hora de caminar, que son 500 km, chatos.

La elección de un buen calcetín es muy importante, y si no que se lo digan a mi pinrel izquierdo, que este último viaje a Pirineos ha sufrido lo indecible debido a mi dejadez a la hora de elegir calcetines, ya que me llevé lo peor que tenía por casa (no sé yo si será la edad o tanto entrenamiento nocturno, pero estoy de un ceporro...), así como de lo burrrrrro que puede llegar a ser uno teniendo una ampolla considerable y no haciéndole caso. "Ya se curará ella sola...lo que caminando viene caminado se va...¡¡¡si sólo es un dolorcillo de náaaa!!!...". Para muestra un botón...

Para los que no lo sepáis, estas cosas me pasan a menudo. Cada vez que voy a un podólogo y ven las cicatrices de mis pies alucinan pepinos. En fin, seguiremos informando desde barrio sésamo y aullando a la luna, si es que consigo volver a levantarme de madrugada, que estoy de perrrrroooo!!!!...

 

 

Contacto

CONQUISTAR LO INÚTIL kiketrull@gmail.com