MORDIENDO EL HIELO

07.10.2016 00:00

Uno de los materiales obligatorios en la YAU es algún medio para poder progresar en superficies heladas, tales como crampones, yactrax o cachibaches similares, de esos que sirven para que sean ellos los que muerdan el hielo y no nosotros. Yo me decanté por unos crampones de 10 puntas pero muy ligeros y fáciles de poner que se podían utilizar hasta con zapatillas. 

Se trata de una una de esas piezas del material obligatorio que casi nunca vas a usar, pero que si lo necesitas y no lo tienes podrías estar jugándote algo más que los piños. De hecho en la pasada edición encontramos bastantes zonas de hielo en el recorrido. El problema era que cuando te planteabas que era momento de poner los crampones o ya se había acabado el tramo congelado, o estabas tan cansado que no te acordabas de tu nombre, y mucho menos tenías ganas de ir al trineo y ponerte los crampones para quitértelos unos minutos después. 

Así pues, para este año que viene le voy a copiar una idea a mi amigo, el legionario de Las Vegas, el león del Gran Cañón del Colorado, el centinela de los cielos...Joaquín Candel.

Se trata de añadir a la suela de las zapatillas tornillos de cabeza hexagonal, de manera que hagan de clavos sobre el hielo. Evidentemente hay que hacerlo con mucho cuidado, no sea que alguno atraviese la suela y tengamos un incidente "pinrrelo plantar", o lo que viene a ser lo mismo, un pinchazo indeseado en los bajos.

De esta forma podemos desarrollar todo nuestro arte sin que nos patinen las canillas, con una relación peso/eficacia/coste de lo más interesante.

Para subidas del tipo de las que hay llegando a Carmacks (os remito a mi entrada titulada "otro paaalo!!!!"), sigue siendo recomendable usar crampones, y piolet...porque no llevas que si no..., porque ir arrastrando un mastodonte de más de 50 kg enganchado a la cintura por una pendiente por la que no te gustaría rodar haciendo la croqueta, le pone los "chatines" a la altura de las amígdalas al más pintado, os lo juro por Snoopi.

En otro orden de cosas, ayer participé en la B2RUN o Carrera de Las Empresas, de la mano de Hyozan y de mi buen amigo José Patricio, el mejor experto en medicina china al oeste del Yang Tse, alias "El Chino Cudeiro", "El agujas", "El Sensei", "El Dragón del Bali" y próximamente también conocido como "El Puto Amo de la Spartan Race". La carrera es un evento benéfico en el que corren los trabajadores de diferentes empresas junto a sus jefes (que se sepa no hubo ninguna zancadilla ni caída inexplicable) y yo corrí en nombre de Hyozan. La idea original era hacer los 6km de recorrido arrastrando mis ruedas con el objetivo de buscar nuevos patrocinadores que me ayuden a sobre llevar mi locura. Al final no pudo ser, ya que a la organización le pusieron problemas por ello. Así que me tocó correr a pelo, y por la ley aquella de "si llevo un yunke a cuestas y lo suelto corro más", me sumí en el desenfreno y, a partir del km 2 me dejé llevar por eso de "a ese que llevo delante lo paso". El problema  es que cuando adelantaba a uno aparecía otro desconsiderado. Y así hasta la misma línea de meta, como si fuera a ganar la carrera, pues igual. Igual de de gilipollas, porque hoy me duele considerablemente el poplíteo de la rodilla derecha, así que mañana me lastraré con las ruedas, que esas no me dejan ir tan rápido (lo de rápido también es relativo). Si es que no aprendo nunca, ya me lo decía  Silvia,  "es que te picas hasta con los niños en la piscina".

Otro día os comentaré las palizas a las que me someten con el trabajo de fuerza esos torturadores de Raúl y Javi del COR, que sólo les falta un látigo (no digo ropa de cuero porque quedaría raro). Si queréis poneros como mulas para cualquier deporte, ellos son la solución.

En fin, seguiremos informando desde barrio sésamo.

 

Contacto

CONQUISTAR LO INÚTIL kiketrull@gmail.com