MANDA GÜEBS!!!

03.11.2015 00:00

Hoy, por fin he resuelto uno de los temas que más preocupado me tenía en lo que al material se refiere, una pieza vital del equipo, el Excalibur de todo alpinista, montañero, explorador, aventurero...qué digo aventurero...¡astronauta, incluso!. Es algo que todo hombre intrépido, hecho y derecho que se precie aprende de su madre desde la más tierna infancia. Os suena aquello de "¿llevas unos calzoncillos que estén bien?"..."Mamaaaaá!!! ni que me fuera a una gala real"..."Vale, pero ¿y si tienes un accidente y te tienen que llevar a urgencias?...¿eh?". Efectivamente, ¡LOS CALZONCILLOS!, la última barrera de defensa de "las joyas de la familia"...el escudo de nuestro ego viril...¡la coraza del pequeño guerrero que habita en todos nosotros!...creo que se me ha ido la pinza un poco. Los calzoncillos, esos grandes olvidados. Amigos fieles que nos protegen de los elementos, las rozaduras y erosiones cutáneas indeseadas, en nuestras bien amadas partes. Amigos leales que si no elegimos con rigor y cariño, se tornan en seres viles y despiadados, que nos dejan los bajos "más escocíos que el sobaco un colibrí". ¡Sí señor!...hoy por fin, puedo anunciar a los cuatro vientos, que...¡ya tengo calzoncillos para la YAU!.

Bueno, y después de este ramalazo épico-literario de lo más hortera que me he marcado, comentar que la locura se ha desatado a todos los niveles. Los entrenamientos del fin de semana empiezan a contabilizar cifras de infarto. Sólo entre el viernes y el domingo que viene, si cumplo con lo programado, me esperan hasta 22 h de machaque. Todo esto, claro, después de la paliza de lunes a jueves. Y sólo es el principio. Me esperan dos meses de infierno, pero como dice Silvia, "sarna con gusto no pica" y "te jodes como dijo Herodes". En pocas palabras, que me lo he buscado yo solito...y cuánta razón tiene, angelito mío. Ya lo dice el refrán: "Quien siembra tormentas...tú tocale los cataplines al Facundo que verás las hostias que te caen". Y es que el refranero español es rico, variado, y tiene respuestas para todo.

El domingo pasado, arrastrando ruedas, ya volviendo a casa, se me para un coche al lado y un señor, con una niña pequeña en el asiento de atrás me dice: "Disculpe, es que mi hija me pregunta que por qué hace usted esto". No bastaba con ser el terror de los gatos de la "contorná" y el enemigo público número uno de los perros, por encima incluso del cartero. Ahora también soy ese señor raro que va arrastrando dos ruedas por la calle. "¡Niñññio!...¡cómete la verdura que si no vendrá el tío loco ese la rueda y se te llevará!"

¡Aaaay señor!, cuanta incompresión hay por el mundo, menos mal que quedamos algunos espíritus lúcidos en el planeta.

Nota: para que luego no digan que siempre estoy colgando fotos graciosillas de animales, que no vienen a cuento, aquí va una foto del modelo de calzoncillos elegido para la epopeya, la gloriosa singladura, la odisea, ¡la gesta!...ya se me ha ido la pinza otra vez, diosss...

 

 

Contacto

CONQUISTAR LO INÚTIL kiketrull@gmail.com