LA SEMANA MÁS BESTIA

05.12.2016 00:00

Pues ya está aquí diciembre, lo que significa que me quedan menos de dos meses para embarcarme una vez más en la locura de la YAU, solo que esta vez serán, como ya sabéis, 701 km en lugar de 483 km. También significa que me queda un mes y medio de darme caña peluda para intentar llegar lo más fuerte posible al asunto y no acabar como pasto de caribú, salchicha de grizzlie o helado de pardillo. Por ello, esta semana de en la que hay dos días festivos me sirve como punto álgido de la programación de entrenamientos, en cuanto a lo que volumen de distancia se refiere. Eso quiere decir que esta semana voy a intentar recorrer un total de 150 km a patita, con ruedas o perro según sea el día. Para que os hagáis una idea, preveo unas 34 horas de entrenamiento en total.

A estas alturas, las sesiones de preparación física en el COR se han vuelto más duras si cabe, aunque como resultado de la exhaustiva preparación física a la que me lleva tiempo sometiendo D. Raúl Castillo, alias el torturador de Mordor, se pueden ir soportando...más o menos.

Otra característica típica de la época de máxima carga en una programación de entrenamiento, es que sabes que sales de una lesión cuando empieza a fastidiarte otra, y en esas estamos. Cuando no es el tobillo, es la rodilla de la pierna contraria. Por cierto, la rodilla que antes era la buena pero que tras mi última operación de menisco me daba por saco el año pasado por un principio de artrosis...esa...pues este año ni me acuerdo de ella. Ahora es la rodilla que antes era la mala pero que ahora es la buena, aunque tampoco buena del todo porque la tengo operada de menisco y ligamento cruzado anterior...pues esa...esa es la que me da por saco ahora. Parece ser que es una inflamación del POPLÍTEO, que aunque no lo creáis no se trata de un personaje de la mitología griega ni un dios del Olimpo, sino de un músculo que nos cruza la rodilla de lado a lado por la parte de detrás y que sirve para estabilizar, y como ya sabéis que no soy precisamente una persona muy estable que digamos, a ningún nivel...pues eso. En fin, que vivía muy bien antes de saber que existía ese puñetero pequeño bribón.

En otro orden de cosas, parece que este año se va a cumplir la tradición en el Yukón por la que el año que organizan la YAU de 701 km, hace un frío de cojón de mico, ya que esta noche han alcanzado en Whitehorse, localidad de inicio de la prueba y probablemente el punto más caliente de toda la carrera, la otoñal temperatura de -29ºC. Así que parece que el invierno se presenta "fresquito", por no decir otra cosa no apta para horarios infantiles.

En fin, ya os contaré cómo acabo la semana que se presenta minina, menos mal que la próxima es "regenerativa", dentro de lo que es mi programación, y solamente me tocará entrenar unas 20 horas en total...poquita cosa.

Por cierto, tengo al Oso malo de una patita y no me puede acompañar...¡y me siento muy solo!...snif!!!!!

Contacto

CONQUISTAR LO INÚTIL kiketrull@gmail.com