LA PIEL QUE HABITO

27.07.2015 00:00

Antiguamente para soportar las temperaturas que se sufren en las zonas árticas teníamos que matar bichos muy monos y peludos para así apoderarnos de sus pellejos y vestirnos con ellos. Gracias a dios (bueno gracias a él no, "pobrecico mío que no tiene culpa de ná la criatura"), hoy en día ya no tenemos que asesinar bichos directamente para protegernos del frío, nos basta con sacar petróleo y fabricarnos prendas sintéticas con él, de forma que los bichos mueren intoxicados, de hambre, de asco o asfixiados cuando llenemos el planeta de tanto CO2 que esto parezca Venus. Y después de esta reflexión catastrofista, deprimente y totalmente fuera de lugar, ya que yo también me visto, empezamos con otra entrega de "Las chorradas que se me ocurren mientras estoy entrenando sólo y de madrugada, ¡pero qué mal que estoy!". Y vosotros, ya os vale por leer estas tonterías, deberíais estar haciendo algo más provechoso, como entrenar, hacer crucigramas o bailar la música del telediario...panda de incautos...

En fin, al ajo...volviendo al tema de la ropita, os presento los trapitos que luciré en la YAU. Algunas de las prendas tienen ya alguna que otra década, de mi época de "alpinista" (por llamarlo de alguna forma, además queda muy como de machote), pero se conservan en perfecto estado (más me vale). Otras son de nueva asquisición y, en general, las he conseguido a precios razonables gracias y intensos barridos por internet, aunque el coste total de los "chollos" arraigará en mi conciencia por el resto de mi vida, a no ser que lo amortice volviendo a hacer alpinismo o más trails en el ártico. (Como lea esto Silvia me cuesta un disgusto y alguna que otra hostia).

En primer lugar vemos al Loco la Rueda luciendo un coqueto conjunto compuesto por unas mallas apolilladas de forro polar a modo de calzoncillo tipo "la fiebre del oro" y una camiseta térmica, que compondrá la primera capa de protección contra los elementos, o dicho en lenguaje llano, pronto y mal "¡pa no cagarme de frío!".

A continuación tenemos al mismo bribón luciendo, a modo de segunda capa, un pantalón con peto de forro polar con apertura trasera para facilitar las evacuaciones posteriores sin congelarse las "joyas de la familia", o dicho pronto y mal...no, mejor esto no lo digo pronto y mal. Rematando la parte superior un forro polar de los gorditos con ventilación axilar opcional para no sudar más de lo necesario. Hay que tener en cuenta que mantenerse seco en todo momento es fundamental. En la cabeza, nuestro pequeño gañán luce un gorro de forro polar que imita el diseño de los que llevan los astronautas rusos, y pese a tener más años que la tos, sigue dándole grandes alegrías evitando que se le congelen las pocas luces que tiene.

Como tercera capa, en contacto con el exterior, impermeable, transpirable, ventilable, guay de la muerte y con un diseño de lo más "cooooool", conjunto pantalón-chaqueta con membrana tipo "gore tex" o similar (que estos no me patrocinan), coronados por un pasamontañas con "wind ssstoperrrrw" que hará las delicias del caminante polar durante "esos días"......esos días en los que hay ventisca, no me penséis cosas raras que os conozco.

 

Por último, para situaciones extremas, lo que se viene llamando cuarta capa. Un plumas de expedición de esos que llevan dentro media población de gansos de Escandinavia para poder superar esas interminables noches a -50ºC, y así poder observar la aurora boreal sin riesgo de quedarse más tieso que Tutankamon. Coronando la chola la última gran adquisición de equipo, un pasamontañas de neopreno con filtro para humidificar y calentar el aire que respiramos, que estará más seco que...da igual, ya he agotado el cupo de burradas de hoy.

Ya lo sé, parezco el hijo tonto de Darth Vader... el primer cazador que me vea me pega un tiro...voy a asustar hasta a los osos...de aquí a Marte...etc...etc...etc

En fin, seguiremos aullando a la luna si no hemos muerto deshidratados después de ponernos toda esta ropa a 33ºC para hacer el paripé este del bolg.

Ah, se me olvidaba...No, no llevo las ruedas mientras me pruebo la ropa.

 

Contacto

CONQUISTAR LO INÚTIL kiketrull@gmail.com