LA LUNA LO CAMBIÓ TODO

01.03.2017 00:00

Supe que esta vez todo iba a ser distinto desde el primer momento. Sólo por recorrer la distancia existente entre el hotel y la línea de salida, unos 15 minutos andando, ya tenía la cara llena de hielo. Nada que ver con lo del año pasado, y mucho menos, imaginarme lo que nos esperaba. Según he leído, la temperatura en el momento de la salida era de -19ºC, teniendo en cuenta que eran las 10:30 de la mañana era lógico pensar que esa noche iba a hacer frío. Los primeros 21 km suelen transcurrir a lo largo del río Yukon hasta la confluencia del río Takhinni con éste. Pero esta vez nos sacaron del río a dos kilómetros de la salida y nos hicieron recorrer una pista de servicio, un infierno de subidas y bajadas que hacían interminable este primer tramo del recorrido.

Ya había anochecido cuando me disponía a dejar el primer check point en Rivendell Farm. Eran las 18:00 horas y la temperatura ya estaba por debajo de -30ºC, por lo que la noche pintaba fría. 

Contacto

CONQUISTAR LO INÚTIL kiketrull@gmail.com