EL DILEMA

28.04.2015 00:00

Un gran dilema ronda por mi cabeza. Finalmente el traumatólogo que me lleva el asunto de la rodilla izquierda (no voy a decir la mala porque la otra tampoco está como para echar cohetes, y antes la mala era la buena y ahora la buena es la mala, pero la buena tampoco es que sea muy buena porque antes era la mala...creo que me estoy mareando...) en fin, que este señor me ha dicho que tengo que operarme para poder seguir haciendo el animal. El problema es que no es una operación sencilla precisamente. Me tienen que cortar la tibia e implantar una cuña metálica que altere el ángulo de la parte inferior de la pierna para retrasar, en todo lo posible, la incipiente artrosis que me provoca el hecho de que tenga las rodillas en "varo", en paréntesis, o dicho a la remanguillé, como si me acabara de bajar del caballo de Lucky Luck. Dicho así suena fatal, pero es que es tan horrible como suena. Es una operación que me dejaría parado una buena temporada, vamos, como para estar unos meses jugando al parchís a vela, dedicándome al velloso cultivo de la remolacha tempranera o haciéndome pro de la rascada de tripa en sillón (queda más fino que referirse a la rascada de huev...perdón, que estamos en horario infantil). Ni que decir tiene que esto me deja fuera de la YAU 2016 y puede que la del 2017. La opción alternativa es jugármela a que me aguante la rodilla y operarme después de febrero del año que viene.

Dicho todo esto, tengo hasta finales de mayo para decidirme, ya que el día 30 a más tardar, tengo que confirmar mi participación en la próxima edición de la YAU. Decisioooones...decisioooones. De momento, y siempre dentro de mi línea habitual de hombre prudente, comedido y cabal, voy a optar por la opción más razonable....darle caña a la rodilla de aquí a entonces "pa ver si aguanta", y de paso...que se entere de quién manda aquí, leñe!.

Hasta ahora, y después de la paliza de 50 km del sábado, de la de ayer de circuito de fuerza en el polideportivo, y la de hoy de dos horas de arrastre en una nueva edición de "El loco la rueda, terror de los gatos en la madrugá", parece que aguanta...Seguiremos informando desde Barrio Sésamo.

Aquí os pongo una radiografía de mis rodillicas. Cabe decir que la de los tornillos es la buena, la que antes era la mala pero que ahora, pese a no serlo, tampoco puedo decir que sea la buena porque la que antes era buena ahora es mala y la que era mala...diosss me estoy mareando otra vez.

¿A que molo por dentro, eh?

Contacto

CONQUISTAR LO INÚTIL kiketrull@gmail.com